Esta es una de las historias más emotivas que podrás ver en los últimos tiempos. Los Grover son una familia que solía acoger temporalmente a niños de países subdesarrollados o con menos recursos que sufrían situaciones desfavorables en sus lugares de origen.

Al participar en programas de adopción internacional, no solo podían acogerlos durante una temporada sino que podían solicitar los papeles para finalmente adoptar legalmente.  Y así lo hicieron con sus tres primeros hijos procedentes de Kazajstán y China.

Sin embargo, cuando más adelante quisieron adoptar a dos hermanos procedentes de la República Democrática del Congo tuvieron mayores dificultades que con el resto. Los trámites de adopción comenzaron en el año 2012, proceso que se alargó hasta el verano de 2013 donde finalmente se hizo oficial la respuesta de que podían acogerles en su hogar.  No obstante, no fue hasta marzo de 2016 cuando finalmente los pequeños pudieron viajar hasta su nuevo hogar.

Los impedimentos legales no fueron motivo para que la familia Grover pudiera conseguir, tras una larga espera, que sus ya hijos entraran a formar parte de su familia. Jennifer Grover, la madre de la familia, quiso compartir en su perfil de Facebook el momento de aquel reencuentro tan especial de los padres y sus hijos adoptivos en el aeropuerto nada más aterrizar, un momento único que pone fin a años de espera y suplicio.

Fuente: Jennifer Grover

Summary
No podrás contener la emoción al ver este reencuentro con la familia adoptiva
Article Name
No podrás contener la emoción al ver este reencuentro con la familia adoptiva
Description
Tras un largo proceso de adopción, que duró más de tres años, la familia Groover pudo reunirse con sus hijos adoptivos de la República del Congo en 2016.
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo