Muchas personas se preguntan cómo reaccionará su mascota cuando llegue el momento de traer un bebé a casa. A veces, los animales pueden mostrarse inquietos debido a la llegada de un nuevo miembro a la familia y es normal, ya que las rutinas y los roles familiares cambian radicalmente.

Sin embargo, no se trata necesariamente de un problema y lo cierto es que la mayoría de mascotas tardan poco en acostumbrarse a la nueva situación. Lo más habitual, si son sociables, es que acepten al bebé, entiendan lo que es e incluso creen un vínculo protector hacia él. Con el tiempo, esa relación se hará cada vez más fuerte y acabará forjandose una amistad difícil de superar.

El vídeo de hoy es la prueba de que los perros, en este caso, no solo aceptan fácilmente la llegada de un bebé a casa sino que, además, pueden ser de gran ayuda a la hora de cuidar de él.

No te pierdas estas divertidas imágenes de Charlie, el beagle, meciendo a Laura en su cuna y verás como es el mejor cuidador que unos padres podrían contratar. ¿No quieres contratarlo?