Este hombre fue un talentoso músico hawaiano llamado Israel Kamakawiwo’ole, y se dio a conocer sobre todo por sus versiones de Over the Rainbow y What a Wonderful World. La voz, suave, y su habilidad para tocar el ukelele e interpretar música hawaiana fusionada con toques de jazz y reggae lo hicieron único.

Oírlo es una maravilla, verlo tocar el ukelele te dejará asombrado. Nadie le arranca los sonidos a este instrumento como lo hacía él. Como no podía ser de otro modo, además, usaba su voz también para alzarse como defensor de los derechos de los derechos indígenas hawaianos.

El vídeo que recogemos aquí es perfecto para entender su talento y porqué  lo llamaban a menudo “el gigante apacible”.

El hecho de tener una voz suave y hermosa encerrada en un gran cuerpo lo hacía más singular todavía. Tristemente, su tamaño fue también su fin. La obesidad que padecía le hizo padecer problemas cardíacos y respiratorios.

A pesar de ello Israel quedará siempre como un gran artista y una leyenda. En especial por sus  contribuciones a la cultura hawaiana.

Esta versión es todo paz y belleza, te guste o no este estilo musical todo lo que te puedas llevar al escucharla será positivo. 

Fuente: Mountain Apple Company Inc