Ten precaución al ver este vídeo, lo primero que podría pasarte es que te quedaras tan hipnotizado como su protagonista. Si sobrevives a eso podría ser que murieras de un ataque de amor, así que cuidado con este primer baño.

Su primer baño es tan hipnótico como relajante. Incluso verlo puede provocar ese efecto. No podría haber descripción gráfica mejor para describir lo que significa morir de gusto. Se ve que está disfrutando al máximo.

Y es que aparte de este baño especial, los perros suelen ser grandes amantes del agua. En seguida se prestan a darse un chapuzón, jugar con la manguera o los charcos. Justo lo contrario a lo que demuestran los gatos, que en su mayoría parecen enemigos del agua.

perro-agua2

¿A quién no le gustaría recibir un primer baño así? Con espuma y masaje de la piel incluido, de esos de película o de sitio de lujo.

Siempre está la opción de prepararnos un baño así en casa. No será el primero pero seguro que si nos esforzamos podemos disfrutarlo igual que este cachorro.

perro-agua1

Más que los movimientos de su cuerpecito son los ojos los que lo delatan. Podría dormirse en segundos, literalmente.

Fuente: ViralHog