Desde hace ya varios siglos, los zoos se han presentado como una forma de estudiar a los animales y de acercarlos a la gente con fines educativos. Muchos han sido los defensores de esta forma de acercarse al reino animal, pero cada vez está más claro que el concepto de zoológico es ya cosa del pasado.

Si bien es cierto que en muchas ocasiones suponen una ventaja para el estudio y la preservación de especies, la realidad es que actualmente hay posibilidades mucho menos invasivas y que permiten a los animales vivir en condiciones que se acercan más a las de su hábitat natural. Lugares como las reservas naturales, donde las especies pueden desarrollarse con normalidad en todos sus sentidos y donde el contacto con humanos está limitado; pero que a la vez permiten el control y el estudio científico.

Una vez superada esa barrera, la que posibilita vivir a los animales en libertad a la vez que se pueda llevar a cabo su estudio y preservación, solo queda acabar con lo que para muchos es un problema: que cualquier persona pueda ver y aprender cómo son y cómo viven los animales.

jirafa-zoo

Shutterstock / Elle Deep-Loumanis

Para ello, mucho mejor que verlos en jaulas o recintos cerrados es observarlos en su hábitat natural, pero no todo el mundo puede permitirse viajar a ver leones un día, otro navegar para ver una manada de orcas o acercarse a ver entre la maleza cómo se comportan los chimpancés. Pero para eso está la tecnología, amigos, el buen uso de ella.

7d-ballena

En la empresa Magic Leap han tenido una grandiosa idea: aplicar la tecnología de hologramas 7D para recrear imágenes de animales en libertad. Así, cualquiera puede ver de cerca a un rinoceronte, a un jaguar o ver cómo se acercan a él un grupo de pingüinos, y todo ello sin necesidad de encerrar a ningún animal.

7d-rinoceronte

No sé a vosotros, pero desde este lado todo parecen ventajas. Podemos ser testigos de las maravillas de reino animal de forma segura y sin molestar a sus protagonistas, respetando el medio ambiente y sin condicionar a las especies mientras los profesionales pueden trabajar en preservarlas y en estudiarlas.

Aquí os dejo un par de vídeos con ejemplos de las asombrosas experiencias que se pueden vivir gracias a la tecnología 7D. ¿No os encantaría probarlas?

Fuente: ScubaFilmFactory y kolumitaayi