oveja5

Wilma tenía tan solo unas horas de vida cuando fue encontrada por un agricultor que la llevo a casa para cuidarla. Estaba completamente traumatizada y no paraba de llorar.

Una de las ovejas del ganado se encariñó de ella, pero no fue suficiente. La granjera llamado Jodie Bradshaw, propietaria del santuario para animales FreeHearts, Tasmania, se hizo personalmente cargo del pobre bebé.

oveja4 oveja3 oveja2

“AL principio, lloraba y lloraba llamando a su madre, solo callaba cuando le daban un biberón con leche”

Después de 12 horas, empezó a confiar: “es una oveja tranquila, por el momento, y muy tierna”

A las pocas semanas de edad ya comenzó a jugar y a entablar amistad con otra oveja huérfana llamada Tigerlily.

Todos los días, ambas desayunan a las 6.30 a.m y después se ponen sus abrigos y salen al exterior a correr sin parar.

oveja1

“Cada vez que alguien viene, salen corriendo dando cabezazos en busca de su biberón o de algún cariño”.

Cuando hace frío, se meten dentro de casa con sus respectivos pañales y son mimados con esmero como se merecen.

Fuente: The Dodo