Si nos falta información no conocemos la realidad tal y como es. Lógico, ¿verdad? Si nos faltan datos muy difícilmente vamos a comprender lo que vemos. Observamos algo y nos pensamos que es tal cual como lo percibimos sin imaginar que detrás puede haber cosas que no sepamos.

Frank Cuesta pone la voz de alarma sobre el sufrimiento de los animales con la música, y en especial de los elefantes.

realida-elefantes13

Vemos una mujer tocando el violín para dos paquidermos que se mueven al son de la música. Eso es lo que vemos, pero no es la realidad. Si nos fijamos bien o vemos el vídeo con atención descubrimos que en realidad los animales no bailan, sino que sufren de estereotipia. 

Esta afección produce comportamientos anormales en los animales, sobre todo en los que están en cautividad.

elefantes-peligro-6

Lo mismo que con la música del violín ocurre con la del piano de un hombre que se pasea por Tailandia tocando para ellos. Parece bonito, pero no lo es. Ahora que conocemos la realidad si prestamos atención veremos como a estos paquidermos los tienen que sujetar unos cuantos hombres mientras el músico toca el piano.

Sufren porque la música no es un sonido natural para ellos. 

Fuente: Frank Cuesta