Dicen que la música amansa a las fieras, pero también hay fieras que no necesitan ser amansadas, simplemente son amantes del arte. O eso es lo que podríamos deducir de las imágenes que llegan desde Éfeso, en Turquía.

En mitad de un concierto de música clásica, apareció un invitado que nadie esperaba: un perro callejero que decidió darse un homenaje.

perro-concierto-turquia

Como quien no sabe de qué va la cosa, el animal pasea tranquilamente por el escenario en busca de un buen sitio donde tumbarse a disfrutar de la música. Y vaya si lo consigue. Junto al primer violinista, que no puede reprimir la risa, el perro se tumba cómodamente y no se corta un pelo, hasta bosteza.

En Turquía es muy habitual encontrar perros callejeros de aspecto saludable, tranquilos y bien cuidados. La razón es que el gobierno subvenciona la castración de los animales que vive en la calle y la población se encarga de darles de comer; vecinos, dueños de restaurantes y turistas alimentan y cuidan a los animales, que se han adaptado a su forma de vida y no molestan a nadie.

Lo que está claro es que este perrito es un auténtico sibarita que no se priva de nada. Aquella noche de concierto dejó a todos tan estupefactos que hasta los propios músicos sonreían. De fondo se pueden oír los comentarios y las risas del público, encantado con la escena; y al final, cómo no, fue él quien se llevó la ovación. ¡No te pierdas el vídeo!

Fuente: Enoc Pires

Summary
Un perro se cuela en un concierto
Article Name
Un perro se cuela en un concierto
Description
Un perro se coló en un concierto de música clásica en Éfeso, Turquía. Tumbado junto al primer violinista, disfrutó de la música como el que más.
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo