El método Montessori es una pedagogía que ha revolucionado el mundo de la educación. Fue ideada por la educadora María Montessori, quien publicó un libro en 1912 con las bases de este método, el cual se sigue utilizando, con mucho éxito, hoy en día.

Esta pedagogía consiste, básicamente, en liberar el potencial de cada niño para que se desarrolle, consiguiendo así el máximo grado en sus capacidades intelectuales, físicas y espirituales. Esto se logra gracias a el trabajo libre del niño con un material didáctico especializado, huyendo así de la tradicional enseñanza en la que un profesor transmite sus conocimientos a los alumnos.

Durante el desarrollo de los niños nos enfrentamos a diferentes conceptos que son más difíciles de comprender para ellos, encontrar la manera precisa de hacérselo entender está en nuestra mano y Montessori tiene muchas ideas brillantes y efectivas.

El paso del tiempo es un concepto que a los niños menores de 6 años les cuesta enfocar, viven en un constante presente sin plantearse lo que harán en un futuro o lo que protagonizaron en el pasado. Sin embargo, a los cinco años de edad los niños pueden ir familiarizándose con el concepto de ‘tiempo’ y su constante transcurso.

Para ello el método Montessori nos da muy buenas opciones, todas basadas en el juego y en la participación del pequeño. Nosotros hemos hecho una recopilación de tres modelos diferentes para que los niños aprendan este concepto, las tres igual de efectivas:

1. Cadena Anual con pinzas

El blog ‘Rejuega‘ nos enseña paso a paso cómo hacer una cadena anual con pinzas de diferentes colores para los niños no sólo entiendan el paso del tiempo sino lo que ello significa. Los colores nos sirven para diferencias los meses o las estaciones y en ella podemos incluir fechas señaladas como las vacaciones o los cumpleaños.

Tal y como su nombre indica, se trata de un material que nos muestra el paso del tiempo durante un año. “Es una forma gráfica y táctil donde poder ir comprendiendo esta abstracción e ir viendo la evolución de los días, las estaciones del año y los eventos importantes de la familia” nos explican en rejuega.com.

Para hacer el modelo que ellos nos enseñan necesitamos:

cadena-anual-montesori-02

– 366 pinzas de madera
– Cordel
– 12 washi-tape o pintura para pintar las pinzas
– 4 tiras de tela
– Papel y tijeras
– Bolsa de tela (opcional)

Después sólo hay que disponer las pinzas en el cordel previamente adornadas o pintadas, para así diferenciar unos meses de otros.

La cadena anual está formada por los 12 meses del año que se representan con un color cada mes y que suele estar relacionado también con la época estacional.

cadena-anual-montesori-06

Una vez hecho, podemos señalar algunas de las fechas más importantes. De manera que cuando el niño pregunte “cuánto falta para…” pueda verlo él mismo en la cadena.

En rejuega.com nos explican que tenemos dos opciones a la hora de utilizar la cadena. O bien que cada día el niño le de la vuelta a la pinza correspondiente, o bien ir quitando una pinza diaria. Cualquiera de las dos es igual de efectiva.

cadena-anual-montesori-08

2. Celebración de cumpleaños o año nuevo

En tigriteando.com nos enseñan otra opción que nos sirve, de igual modo, para que los niños interioricen el paso del tiempo en fechas señaladas como su cumpleaños o nochevieja. Se trata de un sencillo juego que ayuda al niño a hacer un recorrido a través de todo su año.

cadena-anual-montesori-09

Para ello necesitamos:

– Un globo terráqueo
– Una vela o una pequeña luz, que simbolizará el Sol
– Una cartulina en la que figuren los meses del año colocados como si fuesen los rayos del sol.
– Fotos relevantes del niño
– Si queremos, algunas anotaciones de eventos importantes en los meses, como por ejemplo ‘nació mi hermanito’, ’empecé el colegio’, etc.

En tigriteando.com nos explican muy bien el procedimiento a seguir para que el juego sea efectivo: “Se les explica a los niños que esos son los doce meses del año. En cada año hay doce meses y la Tierra tarda un año entero en dar una vuelta alrededor del Sol. El pequeño se sitúa en el mes de su nacimiento, nos explica que día nació y encendemos la vela. Él, con el globo terráqueo en las manos va dando la vuelta al sol, pasando por todos los meses.

cadena-anual-montesori-10

De esta manera los niños no sólo entienden que ha pasado un año desde su último cumpleaños, sino que juegan a que la Tierra gire entorno al sol, y el tiempo que tarda en ello.

cadena-anual-montesori-11

3. El ritmo de la vida

Por último, en la página demicasaalmundo.com hemos encontrado otro ejemplo más que fusiona la filosofía Montessori con la filosofía Waldorf

cadena-anual-montesori-12

Este proceso es muy parecido al primero de todos, pero en vez de utilizar pinzas se utilizan bolas pintadas con tinte vegetal. Utilizaremos cuatro colores, uno por cada estación y dentro de cada una de las estaciones tres tonalidades diferentes que representan los diferentes meses.

En esta ocasión los eventos especiales se marcan con bolas de un color neutro, que nos ayuda a destacar estos días sobre el resto.

cadena-anual-montesori-13

De esta manera la cadena anual irá creciendo y creciendo, y al final de cada mes, los cambios de color permiten al niño/a tener representación clara de la relación entre los días, meses y años.

Al ser una cadena que se va llenando día tras día, muy poco a poco, ayuda también al autocontrol y la paciencia del niño, ya que sólo pueden añadir una bolita cada día, nos explican en demicasaalmundo.com.cadena-anual-montesori-14

Estos son algunos de los ejemplos que os damos para que los más pequeños de la casa interioricen el paso del tiempo. Lo bueno de todas estas ideas es que se pueden personalizar dentro de unos márgenes y dejar que el niño también saque con ellos su lado más creativo y artístico.

Fuente: crecerfeliz, rejuega, tigriteando, demicasaalmundo