Un plato que guste a todos en la mesa es a veces difícil de conseguir. Meterse en la cocina y contentar a todos es un reto, aunque hay algunas recetas que nunca fallan y algunos ingredientes que enamoran a casi todos, como la patata y el queso.La patata es el alimento más consumidos del mundo, mientras que el queso es uno de los más amados. ¿Quién puede resistirse al queso fundido?

Para este plato de patatas y queso vamos a necesitar:

– 1 kilo de patatas partidas en rodajas finas
– 40 gramos de mantequilla
– 50 gramos de harina
– 1 litro de leche
– Queso rallado para fundir (del tipo que más te guste)
– Nuez moscada
– Sal y pimienta
– Cebollino picado (opcional)

Además, de un horno y unos 50 minutos. Manos a la obra y a disfrutar.

La mantequilla la vamos a derretir en una cacerola

receta-papas-queso1

Añadimos la harina y mezclamos, para luego ir echando lentamente la leche, como en una bechamel

patatas-queso-receta

Sumamos la nuez moscada, pimienta, sal y casi todo el queso. Reservamos un poco para el final

receta-papas-queso2

La masa resultante la echamos en una fuente plana

receta-papas-queso3

Donde añadimos las patatas que hemos cortado en rodajas

receta-papas-queso8

Añadimos también el queso que habíamos reservado

receta-papas-queso4

Y el cebollino, y cubrimos la fuente con una lámina de papel de aluminio

receta-papas-queso6

Metemos la fuente en horno a 200°C durante 35 minutos

receta-papas-queso7

Et voilà! Tenemos un plato que es un manjar

patatas-con-queso-final

No dejes de ver el vídeo para resolver cualquier duda que te haya podido surgir.

Fuente: Aussie Griller