En la vida, para cualquier decisión que tomemos, solemos tener varias opciones entre las que elegir. Hoy os voy a hablar de una mala decisión, de un hombre que, de entre todos los caminos, eligió el peor.

Este señor encontró que, en el porche de su casa, una mamá mapache había escogido un cesto para dar a luz a sus crías. Como bien sabréis, los animales no toman decisiones para fastidiarnos; sencillamente se guían por sus instintos y actúan en base a ellos.

mapache-escoba-03

La mamá mapache vio en el cesto un lugar seguro y recóndito donde proteger a sus pequeños, pero no contó con la estupidez del hombre, que en comprensión y empatía tiene un suspenso como una catedral.

Así, el hombre que veréis en el vídeo pensó que, en vez de llamar a profesionales, por ejemplo, o de buscar un método menos agresivo, usar una escoba era la mejor idea para echar de su cesto al animal.

mapache-escoba-02

Como veréis no fue una grandiosa elección, pues nada se compara al instinto de una madre protectora.

Solo esperamos que haya aprendido la lección: si necesitas echar a un animal salvaje de tu casa porque supone un peligro, avisa a alguien que sepa cómo hacerlo, que para eso están.

Fuente: Phoenix Valdez