La sopa de aleta de tiburón es un plato muy apreciado en Asia (y que puede llegar a costar hasta 100 euros). Sin embargo, tiene un impacto en el mundo marino realmente terrible: más de 73 millones de tiburones mueren cada año para que sus aletas puedan aderezar este “manjar”.

Esto supone un descenso de su población un 30% superior a la velocidad a la que pueden reproducirse, por lo que las cuentas no salen y esta especie queda seriamente amenazada. Por supuesto, no es la única amenaza a la que se enfrentan, ya que hay que sumar contaminación, otro tipo de pesca, calentamiento global… Pero sí es un factor realmente importante.

Por si esto no fuera suficiente motivo para dejar de consumirla inmediatamente, la crueldad también es inherente a este plato, ya que los escualos son pescados, sus aletas son cercenadas cuando todavía están con vida, y vuelven a ser arrojados al mar una vez le son amputadas. Esto provoca que no puedan mantener su flotabilidad ni puedan respirar, por lo que son enviados a una muerte segura, mutilados y con un buen rato de agonía por delante.

Por suerte, parece que la tendencia es cambiante y el consumo de este plato se ha reducido, especialmente en China, uno de los principales consumidores.

Podéis ver más detalles en el video, aunque contiene imágenes que pueden no ser aptas para todas las sensibilidades.

Fuente: Facebook – Me encanta la ciencia

Summary
La sopa de aleta de tiburón pone en peligro a esta especie
Article Name
La sopa de aleta de tiburón pone en peligro a esta especie
Description
La sopa de aleta de tiburón provoca que 73 millones de tiburones sean asesinados al año.
Author
Publisher Name
http://lanubedealgodon.com
Publisher Logo