Los perros policía son aquellos adiestrados para ser utilizados como apoyo en el ejercicio de actividades de seguridad pública e investigación policíaca, ya que poseen un gran olfato e instinto. Una de las razas predilectas de los llamados perro policías es el pastor alemán; como el de la historia que veremos a continuación.

Gavel es un simpático pastor alemán que se caracteriza por ser un animal de lo más juguetón, quizá demasiado para ser policía. La Policía de Queensland creyó en él para que se entrará en el cuerpo como perro policía, por sus buenas cualidades físicas. Algo que pronto descartarían, cuando llegó la fase de adiestramiento.

El pequeño pastor alemán, que aún era un cachorro, no pudo ocultar a sus adiestradores el buen carácter que le definía, pues era demasiado cariñoso, lo cual no le fue válido para afrontar las duras semanas de entrenamiento. En lugar de mostrar una actitud más seria, él prefería disfrutar de un sesión de caricias antes que ponerse en posición de defensa. Y cuando alguien intentaba atacarlo, presuntamente, se acercaba a él rápidamente moviendo la colita para juguetear. Si esto sucedía en los entrenamientos, os podéis imaginar que en situaciones reales, frente a delincuentes reales, su actitud sería la misma.

Un nuevo trabajo

Su buen carácter le costó el puesto, ya que decidieron que Gavel no podía ser un perro policía. No obstante, sí que había un lugar perfecto para él gracias a su simpatía: sería el perfecto anfitrión de la casa del gobernador de Queensland. Un nuevo puesto de trabajo que, sin duda, es mucho más afín a su alegre temperamento.

Fuente: Notas de mascotas

Summary
Este perro fue despedido de la policía por ser demasiado amable y juguetón
Article Name
Este perro fue despedido de la policía por ser demasiado amable y juguetón
Description
Gabel es un simpático pastor alemán que se caracteriza por ser un animal de lo más juguetón, quizá demasiado para ser policía, por lo que fue despedido.
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo