En la cultura popular está muy extendido que los perros y los gatos son una suerte de enemigos naturales que se llevan fatal. Sin embargo, está más que demostrado que pueden convivir perfectamente y llegar a aceptarse mutuamente como parte de la misma familia.

Es el caso de este enorme pastor alemán y un pequeño gatito que aún no ha aprendido a subir las escaleras. Ante la impotencia del cachorro, el perro decide actuar de una manera lógica pero que a nosotros hay un momento que nos pone el corazón en un puño.

Y es que el perro decide ayudar a su amigo de la mejor manera que sabe: agarrando la cabeza del felino con su boca y transportándolo hasta la parte superior de los escalones.

Por supuesto, lo hace con la suficiente delicadeza para que el gato no sufra ningún tipo de daño ni contratiempo. Además, ya sabe que mientras aprende a subir las escaleras, puede disponer de un peludo ascensor que no tiene problema en ayudarle.

Fuente: Facebook – Best Videos Online

Summary
Un pastor alemán ayuda a un gato a subir las escaleras
Article Name
Un pastor alemán ayuda a un gato a subir las escaleras
Description
Este pastor alemán ayuda a un pequeño gato a subir las escaleras
Author
Publisher Name
http://lanubedealgodon.com
Publisher Logo