La amistad no entiende de límites o barreras. No hay nada como el amor que se profesan los amigos, que puede llegar a ser imparable. Y no solo entre humanos, sino también en el mundo animal o incluso entre especies o razas.

Un ejemplo más que bonito lo dan este gatito (que fue rescatado cuando era pequeño) y su mejor amiga: una cabra a la que cuida para que se recupere pronto de su enfermedad.

Con sus mimos el gato hace que la cabra se sienta mejor y le sea más fácil recuperarse. No hay nada como el cariño y el amor, puede ser tan bueno que llega a conseguir cosas que ni nos planteábamos. Es tan bonito verlo como para ellos vivirlo.

amigos-cabra-gato

El gatito, además, se deja mimar también cuando su amiga se siente mejor. No hay relación que se precie sin que funcione en las dos direcciones.

Ambos hacen un equipo tan bueno porque su amor y cuidados son recíprocos.

cabra-gato-amigos-1

Es un vídeo tan adorable que no podrás verlo solo una vez.

Fuente: The Dodo