La polémica ha llegado a Sevilla (España). Hace no demasiado tiempo, el Ayuntamiento de la capital hispalense había considerado a la población de cotorras Kramer, una especie originaria de África y Asia que ha sido tradicionalmente comercializada como ave de compañía, como una plaga que abarrotaba la ciudad.

Es por ello, que el mismo equipo del Ayuntamiento gobernado por el Partido Socialista decidió por cuenta propia, exterminar con escopetas de aire comprimido las 2.800 cotorras kramer que se calculan en la ciudad. Lo cual, además de ser bárbaro, incumple las leyes de caza y armas.

Según ellos mismos, se ha tomado dicha decisión por temor de esta plaga invadiese los cultivos cercanos a la ciudad, y para proteger a la población de nóctulo gigante, una especie de murciélago en peligro de extinción.

Sin embargo, es algo que ha enfurecido a grupos animalistas y otros partidos políticos, que consideran una verdadera locura emprenderse a tiros contra estas aves y que insisten en que se apliquen otro tipo de medidas alternativas. De tal forma, que los animales no sufran de esa manera y, a la vez, se pueda evitar la extinción del nóctulo.

Debido a la presión de estos colectivos, se ha conseguido paralizar por el momento la licitación de tirotear a las cotorras, a la espera de que se decida una pronta solución para proteger a ambas especies.

Fuente: PACMA

Summary
La decisión del Ayuntamiento de Sevilla que ha indignado a los grupos animalistas
Article Name
La decisión del Ayuntamiento de Sevilla que ha indignado a los grupos animalistas
Description
El Ayuntamiento de Sevilla paraliza la decisión de matar a tiros a la población de cotorras kramer, que consideraban una plaga. Gracias a la presión animalista.
Author
Publisher Name
La Nube de Algodón
Publisher Logo