Un simple juguete puede alegrar el día de cualquiera. Balones, muñecos, piezas de construcción o juegos de mesa. Incluso bolos, una canasta o una cuerda de saltar. Cualquier cosa vale para pasar un buen rato solo o en compañía. Y no solo nosotros, también los animales tienen sus juguetes preferidos. Seguro que tu perro o tu gato persiguen por toda la casa su pelota preferida.

Este caballo, sin embargo, va más allá. Es un afortunado porque no tiene uno, sino varios juguetes preferidos. Parecerá solo cosa de niños, pero este enorme animal es completamente feliz jugando con casi cualquier cosa. Desde balones a juguetes de plástico.

Así da gusto poder pasar el rato, casi parece que no necesita a nadie más para pasárselo en grande. De todos los juguetes que tiene el que más le gusta es sin duda este gallo de goma que pita cuando lo aplastas.

Seguro que no has visto actuar a un caballo de este modo antes, te guste o no es de lo más gracioso.

 

A este caballo todo le viene perfecto para ser tan feliz, parece no importarle si es un balón, un gallo o una pelota de esas de gimnasio o yoga. No ser remilgados facilita mucho las cosas, sobre todo en temas de felicidad.

Por eso, además de hacernos pasar un buen rato, este caballo nos está dando una bonita lección: sé feliz con lo que tengas a tu alcance, porque es más que suficiente. 

Lo más probable es que al ver a este majestuoso caballo te contagie un poco con su alegría desbordante.

Fuente: Millennial News