Al volante hay que ir con mil ojos, siempre atentos y con precaución. Por eso, el uso de móviles mientras conducimos está más que prohibido. Aún así, existen todavía muchas personas que deciden no hacer caso e incumplir lo que más que una norma es una cuestión de respeto a la vida. La nuestra y la de los demás.

Otros muchos se quedan en tierra de nadie, y respetan una parte mientras se saltan otra. Si viajan con niños u otras personas conducen correctamente y sin mirar el móvil. Pero, ¿quién dice que para respetar a esos niños y adultos deben estar por fuerza dentro del coche?

El lema de este anuncio tan impactante es que “nunca estás solo en la carretera”. Mirar el móvil reduce nuestros reflejos y rebaja la atención que debemos poner mientras conducimos.

coche-movil-conducir1

Las personas están también fuera de nuestro coche. Y ese hecho no te exime de usar el teléfono móvil de forma inapropiada. El respeto ha de continuar y extenderse vayas solo o acompañado en tu vehículo.

Si por lo que fuera no puedes no atender esa llamada o contestar ese mensaje, para. Salte de la carretera, aparca y usa el móvil sin estar circulando al mismo tiempo.  

Puede parecerte una exageración, pero de un acto tan sencillo dependen cientos de vidas.

coche-movil-conducir2

Nunca estás solo en la carretera, recuerdalo porque aunque siempre parezca que las cosas les suceden a los demás, nosotros también somos “los demás” para las otras personas. 

Fuente: AT&T