La pequeña Amira Willighagen ama la música y cantar. Se pone tras un micrófono y crece. Nadie diría que es menor de edad con semejante voz. El poder de esta pequeña cantante le sale de dentro y arrasa con todo. En este vídeo sorprende con la canción navideña “O Holy Night”.

La niña fue invitada como estrella especial por el coro de hombres de Nijmegen para actuar en su Concierto anual de Navidad en la ciudad natal de Amira, Nijmegen en Países Bajos.

Si escucharla produce ya una emoción indescriptible verla iguala la sensación. La niña le pone alma y cuerpo a sus interpretaciones, su pequeño cuerpo se adecua perfectamente a la fuerza de su voz.

chica-talento-cantar1

Qué bonito tener un talento como este, qué emocionante poder controlar tus cuerdas vocales de esta forma. Seguramente su futuro esté siempre ligado a la música y al amor que Amira le profesa ahora.

Personas con talentos así siempre acaban destacando. Pero un don no es arte de magia sino que necesita horas y dedicación también, aunque nosotros solo veamos la punta del iceberg.

No os perdáis su increíble actuación.

Fuente: Amira Willighagen Official