Equivocarse es aprender. Pero equivocarse puede ser también salvar una vida. Una pareja que volvía de fotografar orcas en la costa Aberdeen de Escocia, Lorraine Culloch y Mike Roberts, se vio en el sitio equivocado en el momento justo. Su GPS los envío por otra ruta y en su error se encontraron en la boca de un río, donde un delfín agonizaba.

rescate-delfin

Pudieron darse la vuelta al pensar que el animal estaba muerto, pues no se movía, pero se bajaron del coche y se acercaron a comprobar el estado del desafortunado delfín.

rescate-delfin2

La pareja no tardó ni un minuto en llamar a los equipos de rescate cuando vio que el delfín vivía todavía, aunque tenía bastantes ampollas por toda la piel. La mujer llamó a la policía, el equipo de salvamento marino de buzos británicos y al servicio escocés de rescate de animales. “Llegaron y ellos se hicieron cargo”, cuenta Lorraine.

rescate-delfin3

De este modo, y gracias a un simple error de ruta pudieron salvar la vida de este mamífero.

rescate-delfin4

Mientras que el equipo de rescate llevaba al delfín de vuelta a las aguas, la pareja se quedó hasta que lo vieron marcharse por sí solo. El delfín, al principio, estaba desorientado. Cuenta Lorraine que “cuando el animal recuperó fuerza se alejó nadando fuera de la bahía” y ellos pudieron ver satisfechos cómo un error les llevo a vivir una experiencia inolvidable.

rescate-delfin5

Fuente: The Dodo