Algo tan sencillo como esconderse puede volverse realmente complicado. Sobre todo si eres uno de estos niños que,, aunque con una originalidad increíble se dejan cabos sueltos en materia de escondite.

No es que no sean buenos, porque bien ejecutado su plan sería increíble. Es más bien que les queda considerar el resto de su cuerpo como parte del mismo, y no solo la cabeza. Tienen que aprender que los cuerpos dan sombra y que no basta una manta para ser invisibles.

Hay que reconocer que a pesar de la chapuza que realizan en su juego de esconderse son bastante graciosos.

Un aligator no es suficiente

escondite-errores0

Ni un cojín para no ser visto, sobre todo si lo hacemos así

escondite-errores

“Si no podemos verlos, ellos no nos pueden ver tampoco”

escondite-errores03

Mimetización con el medio nivel experto

escondite-errores1

Esto se llama aprovechar las oportunidades que ofrece el medio

escondite-errores2

Seguro que no lo encuentran

escondite-errores3

Tapando la cabeza el resto del cuerpo se vuelve invisible también

escondite-errores4

Genial, realmente genial

escondite-errores5

Si no se mueven ni un milímetro quizá logren su propósito

escondite-errores6

Cuando no contamos con nuestra sombra pasan cosas como estas

escondite-errores7

Casi, casi el plan perfecto. Lástima que sea transparente la caja, sino ya lo tenía

escondite-errores8

Quizá solo quiera estar “medio escondido”

escondite-errores10

Si no fuera por algunos detalles no era del todo una mala idea

escondite-errores9

Malditas cabezas humanas, qué grandes son

escondite-errores11

Asoman siempre por todas partes, estas cabezas

escondite-errores12

El premio se lo deberían llevar estos pies, sobre todo si llevara calcetines negros

escondite-errores13

Esta cabeza flotante da entre terror y ternura

escondite-errores14